Primeros lectores

El rey Solito

 

Había una vez un reino muy pobre. Era tan pobre, que todos los que vivían en el castillo decidieron marcharse al reino de al lado. Al final, sólo se quedó una persona. Alguien que no podía irse, pues entonces hubiera dejado de ser un reino.

 

«Ha sido uno de los libros que más satisfacciones me ha dado, no en lo económico, sino en lo que disfruté ilustrándolo en ambas ocasiones y comprobando como gustaba a los niños en mis visitas a colegios y bibliotecas». (Jesús Gabán)

 

Ver más...

 

El gigante Pintanubes  (8ª edición)

 

Había una vez un gigante, cuyo único trabajo era llenar el cielo de nubes. Todas las mañanas, cogía sus pinceles, grandes como árboles, y se ponía a pintar...

 

 

 

 

 

Ver más...

 

 

Marcianopeques (4ª edición)

 

Íbamos mi hermana y yo en nuestro platillo volante, jugando con  los asteroides y tirándole pellizcos a las estrellas.
Nos dirigíamos al planeta Tierra, porque teníamos que hacer un trabajo para el cole, sobre los seres que vivían allí...

 

 

Ver más...

 

 

 

Cuentos cortos para dormir III  (3ª edición)

 

Tras el éxito de Cuentos cortos para dormirCuentos cortos para dormir II, un nuevo volumen lleno de historias divertidas, tiernas, emocionantes…, fantásticamente narradas y dibujadas por los autores e ilustradores de mayor prestigio del panorama infantil español.

 

 

-La maga Colasa y el globo

-El gato con patines

-El cascabel salvador

-El espantapájaros volador

-Ratona y Elefante

-La princesita bombera

-Éufrates, el gato amarillo limón

-Te quiero un montón

-Talipón, el ogro bonachón

-Tomás hace de papá

-El gatito invisible

-Hipo canta

-El gigante invisible

-La oreja de Pompón

-Marcianopeques


Ver más...

 

Cuéntame un... Cómic

 

8 cuentos infantiles en formato de cómic

 

A los niños nos gustan los cuentos y nos gustan los cómics. Disfrutamos viendo cómo se suceden las viñetas, con sus sonidos silenciosos y estrepitosos a la vez, con sus velocidades supersónicas y sus trastazos imposibles repletos de estrellitas, que provocan la risa más que otra cosa.

 

Anda, cuéntame un... Cómic.

 

Ver más...

 

eBook

Sopa de piedras


Atu juega a volar, mientras su madre le prepara un puchero de piedras porque no tienen otra cosa para comer. Antes de que la cena esté lista, siempre le pide a Aisha que le cuente un cuento.

—¿Y qué cuento quieres hoy?

—El de Los hombres de lata —responde Atu.

Aisha le cuenta a Atu:

Todas las noches, mientras dormimos, las rocas se inflan como globos y los árboles crecen y crecen sin parar...

 

        Ver más...

 

 ¿Dónde está el niño...?

 

Por más que miraba arriba y abajo, a un lado y a otro no conseguía dar con él.

Después de rascarse la oreja, se le ocurrió que tal vez la Rata Pirata podría ayudarle.

—Haré lo que pueda, Barato —dijo la Rata, colocándose el parche en el ojo—, pero no te prometo nada.

Y se montó en un patín que había por allí, evitando mirar al gato, porque gatos y ratas nunca se han llevado bien...

 

                                   Ver más...

 

Un elefante de trapo

Había una vez un Elefante de trapo que bajaba a darse un baño en el río.
Papá Elefante y Mamá Elefanta le dejaban caminar solo por cualquier lugar de la selva, porque todos los animales que vivían allí le conocían y querían.

Hasta el temible León, que limpiándose los dientes con un palillo, le saludó desde lo alto de su roca...

 

Ver más...

  

 

Sueños de colores

Hace algún tiempo nació una niña especial llamada Húe. Lo hizo en Cualquierlugar, esa ciudad triste y descolorida donde nunca amanecía.

La gente lo recuerda porque nevó aunque era verano y salió el sol a pesar de que era de noche.

Húe nació en silencio, porque no podía hablar. Un silencio que siempre iba a formar parte de ella, porque no podía oír... 

 

       Ver más...

 

 

La guerra de las risas

 

Hace algún tiempo, el país de Estelado le declaró la guerra al país del Otrolado. Nadie supo nunca el motivo, porque cuando la gente preguntaba, los generales decían retorciéndose el bigote o peinándose la barba:

 

—¡Es alto secreto!

 

Y la gente contestaba:

 

—Ah, bueno —porque sabían que los altos secretos no podían contarse.

 

 

                                   Ver más...

 

Inéditos

Los duendes salen de noche

Niños y niñas, prestad atención, porque voy a contaros para qué sirve la noche...

 

Ver más...

 

Elia acababa de cumplir los seis años, cuando le ocurrió esta aventura con un tropezante.

 

Caminaba tranquila por el campo, un poco alejada de la casa de sus abuelos, cuando oyó una vocecita que gritaba asustada:

 

¡Cuidado, pequeña, no vayas a pisarme...!

 

Leer más

 

 

 

 

 

Un pingüino habilidoso

 

¿Os he contado la historia

de ese pingüino elegante

con zapatos de cartón

y corbata de guisantes?

 

Se dice de aquel pingüino

que con la piel de un melón

se hizo una gabardina

y un sombrero para el sol.

 

Leer más...